fbpx

Mitos detrás del ácido hialurónico: ¿bulos o verdades?

Los mitos detrás del ácido hialurónico están repletos de bulos, verdades a medias y leyendas urbanas. La mayor parte son falsos mitos que se han propagado como la espuma. Sin embargo es uno de los tratamientos de estética facial más demandados precisamente por su efectividad, buenos resultados y excelente precio.

Es muy posible que hayas leído o escuchado alguno de estos falsos mitos sobre el ácido hialurónico y dudes de su veracidad. En Clínica Torres Vigo hemos seleccionado los más extendidos y vamos a analizar si son ciertos o no. 

Mitos detrás del ácido hialurónico

La finalidad del ácido hialurónico es incrementar el volumen, una verdad a medias

¿Es cierto que el ácido hialurónico permite aumentar el volumen en las zonas en las que se aplica? Si. ¿Es lo único que consigue? Por supuesto que no. 

El ácido hialurónico se puede aplicar para lograr una gran variedad de objetivos:

  • Aumenta el volumen
  • Rellena arrugas o determinadas áreas
  • Consigue un efecto lifting
  • Mejora la firmeza de la piel
  • Hidrata
  • Equilibra y armoniza el rostro
  • Facilita la regeneración celular
  • Recupera la estructura facial
  • Suaviza la piel

Su función es la misma que la toxina botulínica, un falso mito a desterrar

Ácido hialurónico y toxina botulínica son dos sustancias diferentes. Se aplican de distinto modo. Y sus efectos son muy diferentes. 

¿De dónde proviene el error? Muy probablemente porque ambos son tratamientos estéticos de carácter temporal que se utilizan sobre todo en el rostro. Pero poco más tienen en común. Por eso es otro de los mitos detrás del ácido hialurónico.

De hecho, ambos son compatibles. Una persona se puede someter a un tratamiento estético conjunto con inyecciones de ácido hialurónico y de toxina botulínica. Porque sus efectos sobre el rostro son diferentes. Y con ellos se consigue un efecto rejuvenecedor del rostro muy efectivo, abordando distintas cuestiones y logrando diferentes soluciones que contribuyen a lograr un aspecto más joven, descansado y radiante.

 

acido hialuronico mentiras

 

Tiene un efecto muy corto, uno de los mitos detrás del ácido hialurónico

El ácido hialurónico no tiene un efecto permanente. Es temporal. Y precisamente por ello muchas personas, hombres y mujeres, lo eligen para mejorar su apariencia física. Si es corto o no depende del punto de vista. Y, también, de la persona.

De media, el efecto del ácido hialurónico en el rostro, el cuello o el escote dura entre 6 y 18 meses

¿Por qué un margen de tiempo tan amplio? Porque depende de distintos factores. 

¿Los más importantes?

  • La calidad del ácido hialurónico empleado, su maleabilidad y su densidad.
  • La zona concreta sobre la que se ha aplicado.
  • El ritmo del metabolismo de degradación de la persona que ha recibido el tratamiento.

El tratamiento de ácido hialurónico se nota, ¿verdad o mentira?

¿Qué quiere decir exactamente que se nota? 

Si hablamos de que los resultados y la mejora son evidentes y visibles, es cierto. Pero si nos referimos a que el resultado es artificial y se sabe que la persona se ha sometido a este tipo de tratamiento, es mentira. 

O, más bien, es mentira si se ha realizado por profesionales especializados, experimentados y en un entorno clínico seguro con ácido hialurónico de calidad. Un buen profesional sabe cómo aplicar el tratamiento para conseguir el efecto natural y bonito que se desea. En qué puntos exactos aplicarlo y cuál es la cantidad adecuada en cada caso. 

Por ello es tan importante ponerse en manos de profesionales cualificados para recibir un tratamiento estético con ácido hialurónico

No obstante, también hay que tener en cuenta las tendencias estéticas actuales. Algunos pacientes tienen como objetivo algunas mejoras o cambios de mayor intensidad. 

El resultado es inmediato y definitivo, uno de los mitos detrás del ácido hialurónico

Lo cierto es que sí es inmediato, aunque con algunos matices. Al terminar la sesión de tratamiento ya se aprecia la mejora. Pero esta es mayor al cabo de unas 24 horas. 

Ocasionalmente, aunque de forma poco frecuente, puede aparecer algún pequeño hematoma que desaparece en unos pocos días. Es fácilmente disimulable con maquillaje y no precisa ningún tipo de reposo. 

En cuanto al resultado definitivo, no es así. Como hemos visto al despejar otro de los mitos detrás del ácido hialurónico, este tiene un efecto temporal. Dura unos meses. Pero el efecto o resultado no se modifica de un día para otro. Paulatinamente el organismo va absorbiendo el ácido hialurónico y por eso a medida que van pasando los meses desde su aplicación las mejoras obtenidas se van mitigando.

 

acido hialuronico verdades

 

Solo tiene utilidad estética, ¿bulo o realidad?

Estamos ante otro de los falsos mitos relativos al ácido hialurónico. Es verdad que es conocido sobre todo por su uso en tratamientos estéticos. La razón es que proporciona muy buenos resultados a un precio muy interesante y sin pasar por quirófano. Por eso se ha popularizado, se ha hecho conocido. Pero tiene otras utilidades.

Dejando a un lado el hecho de que el organismo sintetiza de forma natural ácido hialurónico, este puede utilizarse en distintos tratamientos clínicos para el cuidado de la salud. Uno de los más extendidos son las infiltraciones con ácido hialurónico para mejorar el estado de las articulaciones. Menos conocido es su uso en tratamientos de fertilidad y en odontología regenerativa.

El ácido hialurónico cambia el rostro: ¿sí  o no?

Seamos claros, nadie se somete a un tratamiento de ácido hialurónico para que su rostro quede exactamente igual que antes. Piénsalo: no tendría ningún sentido. El paciente busca unos objetivos concretos. Por ejemplo, un rostro más firme, más liso, más armónico y más hidratado. Y, como se consiguen, podemos decir que cambia el rostro.

Lo que no hace es cambiar la expresividad de la cara. No logra que un paciente sea irreconocible. Esos son falsos mitos que no tienen sentido. 

La aplicación profesional de ácido hialurónico de calidad en un entorno clínico higiénico y seguro logra un resultado bonito y natural. Un profesional experimentado va a aplicar el tratamiento en los puntos precisos y en la cantidad adecuada para lograr los resultados deseados. Es decir, para lograr los cambios que se desean y ninguno inesperado.

Últimas Noticias

¿Buscas algo?

Escríbenos

Síguenos

Horario de llamadas

L-V de 8:00 a 21:00h.