fbpx

Cuándo quitar muelas del juicio

Una duda común es cuándo quitar las muelas del juicio y cómo es el proceso de extracción. ¿Se debe hacer cuando han asomado por completo? ¿En el momento en que causan dolor? ¿Al percibir que empiezan a salir? 

Desde Clínica Torres en Vigo vamos a dar respuesta a estas dudas. Veremos cuándo extraer las muelas del juicio y cómo se quitan estas piezas dentales.

Cuándo quitar muelas del juicio y cómo hacerlo

Las muelas del juicio suelen salir en la primera juventud, generalmente cuando la persona tiene entre 17 y 25 años, aunque puede retrasarse más. En algunos casos ocurre sin molestia alguna, y por ello la persona no se da cuenta. En otros, causan dolor, fiebre u otros problemas y molestias. 

Pero, ¿es necesario esperar a que salgan o es conveniente retirarlas antes? ¿Qué pasa si ya han salido o lo están haciendo pero no te provocan dolor ni fiebre?

Hay que tener en cuenta que una boca con cuatro nuevas piezas dentales puede ser una boca con problemas. Incluso si salen de forma asintomática, estos problemas pueden llegar posteriormente.

cuando quitar muelas clinica torres

Cuándo quitar muelas del juicio es conveniente 

  • Cuando se quieren prevenir futuros problemas en la boca.
  • En el caso de muelas del juicio impactadas que ocasionan problemas y molestias.

Así que la respuesta a cuándo quitar muelas del juicio se reduce básicamente a dos situaciones: cuando queremos prevenir problemas o cuando estos ya están ocurriendo. Como afirma sabiamente el dicho popular, prevenir es mejor que curar. 

Extracción preventiva: por qué y cuándo quitar muelas del juicio es una buena decisión

Tanto si aún no han salido pero ya están presentes en el interior de la encía como si han salido y son asintomáticas, su extracción ayuda a prevenir problemas. Por eso muchos profesionales de la odontología recomiendan hacerlo siempre y no preguntarse cuándo quitar las muelas del juicio. 

¿Y qué problemas podemos prevenir al quitar las muelas del juicio?

  • Problemas de muela impactada. Es decir, los que tienen lugar cuando esta crece en una dirección incorrecta. Ya sea contraposición o de modo que quede atrapada en el maxilar. Un problema que, a su vez, causa dolor y provoca la acumulación de alimento dificultando la limpieza y favoreciendo la aparición de sarro y caries. Además, puede causar infección y también provocar daños en otras muelas próximas o en el hueso. E incluso formar un quiste de líquido alrededor de la muela. 
  • Alterar el tratamiento de ortodoncia para la adecuada colocación de los dientes, ya que los empuja. Por eso es recomendable quitar las muelas del juicio antes de un tratamiento con ortodoncia en la juventud o en la edad adulta. O después de haberse sometido a él en la infancia o en la adolescencia.
  • Enfermedades derivadas de las muelas del juicio asintomáticas.
  • Dificultad para la limpieza de la boca si no disponen de espacio para salir por completo.

 

Cómo es el proceso de extracción

Ya hemos visto cuándo quitar muelas del juicio, pero, ¿cómo hacerlo? El imaginario popular está repleto de falsos mitos sobre este procedimiento. Actualmente es un proceso seguro y relativamente sencillo que raramente ocasiona complicaciones en adultos jóvenes o mayores. 

El primer paso es acudir a tu dentista para que evalúe la situación y te indique cuándo quitar las muelas del juicio. En algunos casos puede ser un procedimiento rápido, cuando ya están fuera. En otros, es preciso una sencilla operación quirúrgica para abrir la encía lo suficiente para extraer las piezas dentales.

La palabra quirúrgico no debe asustarte. Es un proceso ambulatorio que se realiza en la clínica y tras el que te vas a tu casa. 

quitar muelas clinica torres

Una vez hecha la evaluación y con la cita, ya sabes cuándo quitar las muelas del juicio. Veamos cómo es este proceso.

  • Anestesia. Suele ser anestesia local, aunque en algunos casos se trate de sedación o incluso de anestesia general. No te asustes porque es seguro y si es uno de los dos últimos casos, el odontólogo te lo comunicará antes de ese día, durante la evaluación previa. 
  • Incisión en la encía. Es necesaria para que la muela y el hueso queden a la vista y se pueda proceder a su extracción.
  • Extracción del hueso, algo necesario ya que por su situación este bloquea el acceso a la raíz de la muela del juicio que se quiere extraer.
  • Si es necesario, se procede a la división de la muela en secciones para facilitar su extracción. En muchos casos no es necesario. 
  • Extracción de la muela.
  • Limpieza de la zona en la que estaba ubicada la muela del juicio. Es esencial retirar todo resto de muela o hueso que haya podido quedar en él.
  • Suturado de la herida si es necesario. En muchas ocasiones la incisión es tan pequeña que no es preciso ningún tipo de costura. 
  • Colocación de una gasa u otro apósito como medida de control del sangrado y para favorecer la formación del coágulo sanguíneo que cierre la incisión. 

Como ves, es un proceso muy sencillo. 

Qué tener en cuenta antes de la extracción 

En el momento en que te preguntas cuándo quitar muelas del juicio, la acción más sencilla que puedes emprender es solicitar cita para consultar con el dentista. Porque nada es más seguro que recibir atención personalizada y una respuesta en tu caso concreto. 

Así el dentista evaluará tu situación, tendrá en cuenta tu edad y podrá asesorarte sobre la elección más conveniente para ti, tu salud y para la estética de tu boca. 

Es el momento adecuado para que si tienes algún tipo de problema de salud o tomas algún fármaco se lo comentes al especialista. Por ejemplo, si sufres alguna enfermedad o afección coronaria, del sistema circulatorio o algún problema o tratamiento médico que afecte a la coagulación de la sangre. 

Además de indicar cuándo quitar las muelas del juicio te explicará el proceso. En el caso de que sea conveniente una sedación o anestesia general, te indicará cuándo visitar al anestesista, ya que este es un paso previo importante para tu mayor seguridad.

Últimas Noticias

para que sirve el acido hialuronico

Ácido hialurónico: qué es y para qué sirve

El ácido hialurónico es un elemento natural presente en nuestro organismo que en los últimos años se ha convertido en un gran aliado de la estética. Hace un par de décadas era para la gran mayoría de la población un desconocido. Actualmente, aunque aún existen muchas dudas y falsos mitos rodeándolo, es un término relativamente común que la mayor parte de personas asocia al cuidado de la belleza.

acido hialuronico embarazo clinica torres

Ácido hialurónico en el embarazo

¿Son seguros los rellenos con ácido hialurónico durante el embarazo? Esta es una duda común que nos plantean muchas pacientes que se

¿Buscas algo?

Escríbenos

Síguenos

Horario de llamadas

L-V de 8:00 a 21:00h.